Consultas presenciales en Madrid
y a distancia por Skype

Esencias Vibracionales Lumínicas



Para apoyarnos en el salto cuántico de la Tierra.
Para que podamos acompañarla en esta experiencia única.



Esencias Vibracionales Lumínicas

Se trata de una nueva forma de trabajar, que ha sido canalizada por Antonio Tirado. Las Esencias Vibracionales Lumínicas son esencias cargadas de altas vibraciones, programadas con Geometría Sagrada, procedentes de las Jerarquías de Luz que nos dan soporte en nuestro crecimiento espiritual y en nuestro caminar de vuelta a la Fuente.

Se trata de un sistema de trabajo en el que se crea una medicina vibracional específica para la persona, en base al historial terrestre y estelar de la misma. En todo momento el proceso será controlado y sostenido por las Jerarquías de Luz.

Se nos han propuesto dos formas de trabajo.

Primera forma de trabajo: Proceso iniciático y evolutivo

Se inicia un proceso iniciático y evolutivo que durará 240 días. Son 6 fases con 6 líneas de trabajo y cada una durará exactamente una cuarentena (40 días). Se necesita un compromiso firme y claro por parte de la persona que quiera iniciarlo. No se aconseja comenzar si uno no está comprometido consigo mismo para recorrer este camino iniciático.

Cada 40 días la persona recibe 6 frascos de 20 ml cada uno. Antes de que estos 40 días terminen la persona tiene que venir a recibir los siguientes 6 frascos para los siguientes 40 días, y así sucesivamente. Cada vez la composición de los frascos se prepara de forma individualizada, es decir, lo que prepare para ti no le servirá a otro, ya que contendrá las vibraciones lumínicas exactas para que tú puedas trabajar aquello que precises. Como no hay dos personas iguales con los mismos problemas no es posible prescribirles el mismo tratamiento.

Cada 40 días se trabajan temas diferentes:

1ª línea: Son vibraciones procedentes de las Jerarquías de Luz que nos han ofrecido esta ayuda en nuestro caminar. Se trabaja la realidad que la persona esta viviendo, cuál es su lugar en la vida. Se le muestra claramente dónde y de qué manera está en su vida, en lo que le rodea. El objetivo es reconectar a la persona consigo misma y generar alegría en ella para que pueda decidir entrar en su propio laberinto, para luego poder salir de él.

2ª línea: Son vibraciones que nos ayudan a acceder a nuestro propio laberinto de sombras. Se procede a la desprogramación de patrones mentales, actitudes que aún tengo reprimidas, formas de reaccionar a los sucesos, energías mal aspectadas. A la persona se le muestra muy claramente lo que trae como herencia de sus ancestros y lo que ha acumulado como bagaje inconsciente a lo largo de su vida. Al verlo todo claro y hacerse consciente de ello, puede eliminar lo que ya no le sirve, empieza a hacer limpieza interna. El objetivo es salir del autoengaño.

3ª línea: Las esencias de esta línea nos llevan al punto de saturación de la sombra y de esa forma podemos llegar al punto de inflexión. Es el momento de hacer un reseteo, se hace una reprogramación. El objetivo es que la persona vea nuevas oportunidades y que empiece a sembrar nuevos objetivos. Se atraviesa el punto de no retorno.

4ª línea: En esta cuarentena la persona es llevada a enfocarse y aclararse, se trabaja fuertemente el desapego, el dejar ir. El objetivo es decidir entrar a trabajar los opuestos, entrar en el inconsciente. Se hace un potente trabajo con Geometría Sagrada sobre todo lo que uno es.

5ª línea: Aquí se trabaja el equilibrio emocional, la valoración personal, la capacidad de perdón, la compasión, primero hacía uno mismo y después hacía los demás. Es momento de verlo todo como una experiencia, todo lo que nos ha sucedido en la vida, por tanto, nos podemos nutrir de ello.

6ª línea: Son las vibraciones más altas que traen la respuesta. Se produce la reconexión de la persona con el Ser.

Segunda forma de trabajo: Un problema concreto

Esencias Vibracionales Lumínicas

En este caso se trabaja algo concreto. Puede ser un problema físico o emocional, un patrón que se repite en la vida de la persona, una situación conflictiva, etc.

Las esencias se preparan de forma personalizada, una única dosis de 3 frascos de 20 ml cada uno. Se toman durante 40 días.

Si la persona vuelve después de esos 40 días se le puede preparar otra medicina, diferente, para otro problema.

Utilizamos cookies propias y de analítica para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. OK